Arrástrame al Infierno: La crítica
0 votos

Arrástrame al Infierno: La crítica

El pasado 31 de julio se estrenaba en España Arrástrame al Infierno (Drag me to Hell), la última película de terror del director americano Sam Raimi, conocido principalmente por su trilogía de Spiderman y antes que eso por la también trilogía de Posesión Infernal (Evil Dead).

drag_me_to_hell_m

La cinta está protagonizada en los principales papeles por: Alison Lohman, Justin Long, Jessica Lucas, Lorna Raver, David Paymer, Dileep Rao, Adriana Barraza, Fernanda Romero, Reggie Lee, Alex Veadov, Bojana Novakovic y Bill E. Rogers. El guión ha sido escrito por el propio director Sam Raimi y su hermano Ivan Raimi.

00017307

Esta cinta supone la vuelta de Raimi a sus raíces, reencontrándose con el más puro terror después de aportar su peculiar visión a Spiderman. Sam Raimi renovó el género del terror en 1981 con Posesión Infernal, aportando un novedoso manejo de la cámara y una frescura, cercana al descaro en el tratamiento del género. Ahora, Raimi es capaz de volver a sus orígenes y, a pesar de que el tiempo a moderado sus formas dándole un toque más hollywoodiense y comercial, en Arrástrame al Infierno retoma todo lo mejor de aquella época y lo suma a su experiencia adquirida para regalarnos una excelente película.

 drag_me_to_hell_0520

El espíritu de Posesión Infernal flota en toda la cinta; desde los efectos especiales, que huyen de la fría perfección informática para retornar a maquillajes y efectos más artesanales, hasta los ángulos de cámara, retorcidos y espectaculares, en los que incluso se utiliza la cámara subjetiva que tan buen resultado dio en Posesión Infernal. El guión está poblado de gags que tratan el terror con una sutil ironía que llega a rozar la parodia, pero no llega a caer nunca en el ridículo, línea por la que Raimi se mueve con total maestría.

La actriz protagonista, Alison Lohman, resume perfectamente la filosofía del film, construyendo un personaje físicamente frágil que tiene que hacer frente a las situaciones más truculentas y escalofriantes, afrontándolas con una fuerza y entereza completamente paradójicas (impagable la escena con el gato).

drag_me_to_hell03

Desde la ambientación a la dirección de actores, hasta el perfecto guión, esta cinta se trata sin duda de un auténtico exorcismo, en el que el director ha tratado de liberarse de la patina comercial de sus últimos productos, para darse un auténtico baño gratificante en sus esencias originales, logrando algo en lo que sólo él es el maestro, auténtico terror pero increíblemente divertido.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>