Crítica Un pequeño cambio | Jennifer Aniston
0 votos

Crítica Un pequeño cambio | Jennifer Aniston

El guión y su narración cinematográfica es la mejor baza de Un pequeño cambio, una comedia romántica que según va desarrollando su historia va captando el interés y atención del público hasta conseguir que se vayan de la sala con el regustin de haber visto una buena película.El reparto contiene actores que intentaron ser algo y después de carreras de mas o menos éxitos se quedaron en estrellas de segundo orden como Jeff Goldblum y Juliette Lewi y por el contrario, la pareja protagonista Jennifer Aniston como Jason Bateman salen brillando con luz propia después de su interpretación en esta comedia. Sobre todo él que está bastante bien en su rol de tipo pesimista y, la habitual en este género Jennifer Aniston.

Un pequeño cambio es la historia, muy habitual en el séptimo arte, que se basa en las relaciones muy cercanas entre padres e hijos con las características de cada personaje: vida adulta enfrentada a la inocencia infantil. Una trama para una narración ágil y elaborada, cuidadosa en sus detalles y sorpresiva, principalmente gracias a la inclusión de pequeños detalles en la continuidad del argumento que relata la historia de un hombre amargado e hipocondríaco, que está enamorado en secreto de su mejor amiga.

El director Josh Gordon ha tenido que batallar con un producto donde existen muchos ejemplos para ser comparados y donde se ha valido de unos actores y secundarios, unos de talla profesional, otros de talento demostrado que juntos configuran una película que saldrá muy rentable en taquilla, con elementos de éxitos y que incorpora pequeñas novedades que satisfarán las necesidades de algunos, aunque criticables por otros.

Reflexión:

Quizás el número de comedias románticas estrenadas son excesivas. El motivo puede ser por el éxito de este tipo de películas o el filo taquillero que pueden resultar películas de bajo coste en producción: actores y técnicos únicos costes muy lejanos de las producciones que conlleven vestuario, escenarios o diferentes efectos especiales.

Por el contrario, los guiones son recurrentes, constantes y similares. En muchas ocasiones con falta de imaginación, que podrían conllevar la desaparición del género como en otras partes de la historia del cine ocurriera con los western o los musicales.

Reflexiones en voz alta que abrimos la puerta a los lectores de espectadores para opinar sobre la insistencias en comedias románticas en la cartelera o la desaparición de este género.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>