Ginger Rogers. Biografía de una luchadora. Parte 3º
0 votos

Ginger Rogers. Biografía de una luchadora. Parte 3º

Otro de sus conflictos era que la impetuosa actriz Katharine Hepburn había sido contratada por el estudio para hacerse cargo de los “papeles serios” mientras que a Ginger se le daban comedias y musicales.

bnjm-m-jbg.jpg

Cuenta una anécdota…que cuando se anunció que el estudio iba a rodar María Estuardo ( Mary of Scotland , 1936), Ginger fue corriendo a ver al productor Pandro S. Berman y le dijo que tenía que darle el papel. Si no, no rodaría ningún musical más con Astaire. Tanto insistió que se le hizo una prueba. Muchos de los presentes atestiguarían que su interpretación fue sublime. Dicen que hubo un técnico que gritó: “¡Tira los zapatos de baile!”. Pero no pudo ser. Los ejecutivos no se lo permitieron. Ginger era bailarina y comediante, no una verdadera actriz. Kate se llevó el papel, pero en compensación se le dio la oportunidad de batirse cara a cara con ella en una comedia dramática de Gregory La Cava, Damas del teatro ( Stage Door , 1938). El papel “importante” era, por supuesto para Hepburn, pero, Ginger realmente fue quién engrandeció el film.

Durante los años cincuenta abandonará el cine para regresar a los escenarios donde consiguió grandes éxitos en 1965 con “Hello Dolly” y en 1969 con “Mame“.

Trás ganar el Oscar, sólo aceptaba papeles dignos de su nuevo estatus. Algunos críticos consideran que allí estuvo su principal error. Rechazó protagonizar la cabaretera de Bola de fuego ( Ball of Fire , 1941), que tanta gloria le dio a Barbara Stanwyck, agregando que ella sólo interpretaba a damas. El exceso de exigencia por esos años fué el precursor de su declive.
“Me siento rejuvenecer” (1952), junto a Cary Grant, Charles Coburn y Marilyn Monroe fue su único gran éxito en esta época, aunque tanto “No estamos casados” (1952) como “Forever Female” (1953)-junto a William Holden- contienen estupendas interpretaciones de la Rogers.

De su vida afectiva podemos decir, que fue bastante completa, por lo menos en la búsqueda del amor. Ginger se casó cinco veces. El primer matrimonio fue con Jack Pepper, en 1929, y duró unos pocos meses. En 1934 se casó con su segundo marido Lew Ayres, del que se divorció en 1941. Dos años después, contrajo matrimonio con el tercero, Jack Briggs, del que se divorció en 1949.

En 1953 Rogers conoció a su cuarto marido, el abogado Jacques Bergerac, 16 años más joven que ella, de él se divorció en 1957. Y en 1961, se casó con su quinto esposo, el director y productor William Marshall del que se separó en 1971.
Rogers pasaría sus últimos veranos en su Rancho en California, y los inviernos en Medford (Oregon).

En sus 35 años de carrera, hizo un total de 73 películas, aunque eternamente relacionada con la figura de Fred Astaire, sus papeles más recordados fueron los que hizo junto a él en esas diez películas.

El 25 de abril de 1995, a los 83 años de edad, Ginger Rogers nos abandonaría. Algunas fuentes publicaron que por una angina de pecho. Otras por un coma diabético.
Lo cierto es que sólo necesitamos un film de esos 73, para darnos cuenta que lo más hermoso y trascendental de su arte, nos lo dejó a nosotros.

Un mujer que desbordaba virtudes y que a pesar de ser exitosa en su profesión, vivó siempre en búsqueda de poder demostrar su gran versatilidad al abordar interpretaciones dramáticas y cómicas.
Intentando conseguir aquel objetivo de convertirse en una verdadera actriz, un título que no pudo obtener en su momento por cuestiones del mercado cinematográfico y contratos de su época.

Hoy, fuera de su línea de tiempo, le daría gusto saber que la historia del cine, le está dando ese lugar tan anhelado por ella.

Imagen: laureatedvd

[youtube 54f554f7kE4 http://youtube.com/watch?v=54f554f7kE4]

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>