Escrito por Tendenzias

Las 20 mejores películas de intriga de la historia

No son pocas las ocasiones en las que, tras dos horas de película, te das cuenta que no has entendido nada. No es tu culpa. Hay directores a los que les gusta jugar con el espectador, hacerle creer algo durante toda la historia para, solo al final, mostrar que nada era lo que parecía. La intriga es un género respetado y admirado en Hollywood. La buena intriga, un arte por aquellos lares.

Y es que hacer una buena trama, en la que tener al espectador expectante todo el tiempo, es complicado. De ahí que quienes lo consigan, pasen directamente al Olimpo de los cineastas eternos. Entre ellos, muchos de los creadores de las 20 mejores películas de intriga de la historia. Ésas que, días más tarde, sigues rumiando en tu cabeza. Preguntándote cómo no lo viste venir.

Lo mejor de la intriga, es que abarca todas las temáticas imaginables. De aventuras, a thrillers, pasando por el miedo. Todo es compatible con este género. Eso sí, si no has visto alguna de las 20 mejores películas de intriga de la historia, mejor ponte al día con ellas, antes de buscar otras.

Tiburón – Steven Spielberg

El impacto de esta película fue tal, que mucha gente estuvo años sin pisar la playa. No es broma. Steven Spielberg hizo magia en Tiburón, con una cinta que combinó de maravilla la intriga con el miedo, sobre todo psicológico. ¿Estará o no estará el escualo? Ésa era la pregunta que todas las víctimas se hacían en la historia, antes de morir. Si a ello le sumamos una banda sonora magnífica y una misión suicida, capturar al tiburón, no queda otra que incluir la película entre las más destacadas del género.

No es país para viejos – Hermanos Coen

Cuando Llewelyn Moss (Josh Brolin) se encuentra dos millones de dólares en el desierto, junto a una carnicería de cuerpos sin vida, no piensa bien las consecuencias que tendrá la decisión de llevarse el dinero. La película es una huida hacia adelante, sabedor que alguien le busca para matarle y acabará por dar con él. Y no le falta razón. Anton Chigurh (Javier Bardem) es un asesino a sueldo implacable, que dará con él aunque sea lo último que haga. Si le mata o no, dependerá de una moneda. Y de si sale cara o cruz.

Mr. Brooks – Bruce A. Evans

Kevin Costner es, aparentemente, el multimillonario perfecto. Agradable, generoso, guapo, pero tiene un pequeño problema: es un psicópata. La película es una constante de situaciones en las que están a punto de desenmascarar a Mr. Brooks, y su gran secreto. Una intriga que no sólo atormenta al protagonista, sino también al espectador, que no sabe si quiere que le cojan o no. Sí, es un asesino con el que se acaba empatizando, aunque parezca imposible.

El truco final – Christopher Nolan

La magia en cine, siempre tiene su punto para todo el público. Pero claro, en El Truco Final, además de magia, tenemos a Hugh Jackman y Christian Bale, compitiendo por hacer el mejor truco de la historia. Un afán que pondrá en riesgo todo lo que poseen, hasta sus propias vidas. Una de las obras maestras de Christopher Nolan, otro mago de Hollywood con cada vez más poder para hacer lo que quiera.

Cautiva – Atom Egoyan

¿Hay algo más duro que perder a una hija? Es lo que ocurre en Cautiva, con la salvedad de que el padre de la criatura, dedica ocho años de su vida a atormentarse y buscarla por todos los rincones del mundo. Hasta que da con ella. Lo hace en Internet, cuando da con los vídeos de contenido sexual que ha grabado quien la secuestrara en su día. Película dura como pocas.

El Juego – David Fincher

¿Qué se le puede regalar al hombre más poderosos del mundo? Una experiencia que le ayude a valorar todo lo que tiene. Eso es lo que recibe Michael Douglas el día de su 48º cumpleaños. Un club exclusivo de juego, en el que adaptan el rol al cliente. Lo que no esperaba el protagonista, era que El Juego incluyera dejarle en bancarrota, asesinar a seres queridos e involucrarle en una de las mejores paranoias que nos ha regalado el genio de la intriga, David Fincher.

Old Boy – Park Chan-Wook

15 años cautivo en una habitación, con una televisión eternamente encendida. Ésa es la realidad a la que se enfrenta Oh Dae Sun. Lo peor de todo es que cuando encuentra la forma de escapar, sus captores le sueltan. ¿Qué hará ahora con su vida? El protagonista lo tiene claro: venganza. A ello dedicará todos sus esfuerzos y recursos, mientras intenta distinguir qué es real y qué no lo es. Por cierto, Old Boy cuenta con una de las mejores escenas de lucha de la historia. Y en plano secuencia.

Origen – Christopher Nolan

Meterse en los sueños de la gente, para dejar ideas y que la víctima piense que son suyas. Una poderosa arma con la que controlar, empresas, gobiernos, ejércitos… Leonardo DiCaprio borda su papel pero ni él mismo sabe distinguir lo que es un sueño, de lo que es la realidad o, mejor aún, un sueño dentro de otro sueño. El Origen de todo es casi desconocido.

Ahora me ves – Louis Leterrier

Otra de magos, esta vez con nombre de equipo: Los Cuatro Jinetes. Eso sí, no sólo hacen trucos para entretener al público. También aprovechan sus habilidades para robar los bancos más importantes del mundo. ¿Quién podrá pararlos? Está claro: un policía cuyo padre fuera mago. Pero, darle el caso tiene un riesgo añadido… Por cierto, Ahora me ves tiene un reparto infartante, encabezado por Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Isla Fisher y Woody Harrelson.

Un ciudadano ejemplar – F. Gary Gray

Clyde Shelton ve como el asesino de su mujer e hijas queda en libertad, tras un sospechoso juicio. A partir de ese momento, dedicará su inteligencia y fuerzas a tramar una elaborada venganza, que haga pagar a quienes le robaron su familia. La película es una lucha interna constante por saber qué pasará con una víctima a quien las circunstancias convierten en verdugo. Un ciudadano ejemplar, convertido en potencial asesino, con papelazo de Gerard Butler.

El Silencio de los Corderos – Jonathan Demme

La película que lo cambió todo para Anthony Hopkins. Pasó de ser un buen actor a ser el actor de referencia. Su Hannibal Lecter se merendó con patatas el buen trabajo de Jodbie Foster como Clarice Starling. De hecho, canibalizó, nunca mejor dicho, hasta la trama. Una historia en la que Hannibal Lecter ayuda al FBI a atrapar a Buffalo Bill, un sanguinario asesino en serio, con una inteligencia superior que le llevaba a cometer crímenes perfectos. O casi.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Memento – Christopher Nolan

Christopher Nolan es un maestro del cine. Y películas como Memento lo demuestran. La historia se centra en un Guy Pearce (Leonard Shelby) que pierde la memoria al poco tiempo y tiene que tatuarse todo para recordarlo. ¿Qué pasaría si tuviera que recordar algo realmente relevante? Es la premisa que plantea Nolan en esta cinta considerada de culto para muchos amantes del cine. Por cierto, Carrie Ann Moss acompaña a Guy Pearce en la trama.

Psicosis – Alfred Hitchcock

Parece lógico que en una lista como ésta, aparezca el rey de la intriga y el suspense. Alfred Hitchcock fue pionero en este tipo de historias y su legado aún perdura. Ahora, en Psicosis rizó el rizo con una historia inesperada, inquietante y que es historia del cine. La historia gira en torno a Janet Leigh (Marion Crane), una secretaria que roba en su empresa y tiene que esconderse en un motel de carretera.

El hotel está regentado por un Anthony Perkins (Norman Bates) sublime, y su madre, la señora Bates, quienes pondrán a Marion Crane en situaciones límite, incluso al borde de la muerte. Los giros que tiene la trama son de los que se quedan en la cabeza para siempre.

Atrápame si puedes – Steven Spielberg

Steven Spielberg dirigió en esta cinta un duelo interpretativo a la altura del mejor Hollywood entre Leonardo DiCaprio y Tom Hanks. Ellos dos solos opacaron al resto de un reparto sublime. Amy Adams, Christopher Walken, Martin Sheen, Jennifer Garner o Ellen Pompeo también salían en la película, aunque casi nadie se acuerde.

La cinta nos lleva a los años 60, donde Tom Hanks (Carl Hanratty) es un agente del FBI que dedicó casi un año a perseguir a uno de los mejores y más elegantes estafadores del mundo: Leonardo DiCaprio (Frank Abagnale Jr)

Capitán Phillips – Paul Greengrass

Capitán Phillips fue un homenaje de Paul Greengrass a unos hechos ocurridos en la realidad. Y no hace mucho, en 2009. La cinta está protagonizada por Tom Hanks (Capitán Richard Phillips), el capitán del Maersk Alabama, primer barco estadounidense secuestrado por piratas somalíes en 200 años. Todo tiene lugar a 200 kilómetros de la costa de Somalia. La historia no tiene mucho recorrido más allá del barco, pero la intriga y el suspense por lo que puede ocurrir con los protagonistas, la convierte en una cinta más que disfrutable.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

La Isla Mínima – Alberto Rodríguez

Una película que gana 10 Premios Goya, es algo más que una película. La Isla Mínima de Alberto Rodríguez lo es. La acción nos traslada a los 80, a un pequeño pueblo andaluz en el que han desaparecido dos jóvenes, por lo que la Policía Nacional manda a dos agentes de Madrid para investigar el caso. Son Javi Gutiérrez (Juan Robles) y Raúl Arévalo (Pedro). Pronto descubrirán que nada es lo que parece y que las desapariciones son solo la punta de un iceberg muy peligroso. Una de las mejores películas españolas del siglo XXI.

El Cuervo – Alex Proyas

Partiendo de la base que Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, murió en pleno rodaje en extrañas circunstancias, todo suspense es poco. Una de las balas de fogueo de un tiroteo, fue cambiada por una de verdad, que acabó con la vida del actor. La película se terminó rodando con dobles.

Dejando de lado la desgracia de ese accidente intencionado, la trama se centra en una joven pareja que es masacrada la noche antes se su boda. A pesar de ello, Brandon Lee (Eric Draven) vuelve a la vida para clamar venganza. Lo hace en forma de cuervo, y realiza su cruzada por la noche. Basada en el relato de Edgar Allan Poe, las referencia a la historia son constantes durante la cinta.

Resevoir Dogs – Quentin Tarantino

La ópera prima de Quentin Tarantino es una obra maestra del cine negro e independiente. Tan sólo necesitó un almacén, un reparto tremendo encabezado por Harvey Keitel, Tim Roth y Steve Buscemi y un guión bestial. Todo ello para construir la historia de un robo organizado al milímetro, que se tuerce en el último momento.

Uno de los integrantes de la banda es herido y otros tantos son arrestados. La llegada al punto de encuentro es un continuo ir y venir de acusaciones, sospechas y violencia en la que sólo hay una cosa clara: uno de los implicados es un topo, falta averiguar quién. Los diálogos made in Tarantino son bestiales pero lo que quedó para la historia fue Michael Madsen bailando ‘Hooked on a feeling‘ mientras tortura a un policía.

Los crímenes de Oxford – Alex de la Iglesia

La película más internacional de Álex de la Iglesia nos presentaba a un Elijah Wood como protagonista, al que seguíamos viendo como Frodo Bolson (El Señor de los Anillos). En este caso, el actor interpreta a Martin, un estudiante de Oxford que se encuentra a la dueña de la casa en la que reside asesinada. Esta mujer estaba vinculada a la II Guerra Mundial, pues era una de las que había descifrado el Código Enigma

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Mientras tanto, un maestro de la Universidad de Oxford recibe el aviso de que ése no será el último asesinato que habrá en el entorno. Ambos terminarán por unir fuerzas para intentar resolver el enigma que se les presenta. Lo tendrán que hacer solos, al no poder confiar en nadie de us entorno. Leonor Watling en todo su esplendor.

Tesis – Alejandro Amenábar

El debut de Alejandro Amenábar en cine no pudo ser mejor. Una historia sencilla pero impactante en la que Ana Torrent (Ángela), está terminando su tesis sobre violencia audiovisual. Casualidades de la vida, su profesor aparece asesinado en la universidad, mientras le ayudaba a encontrar material. A ello se le suma la aparición en su vida de Eduardo Noriega, tan guapo como sospechoso.

También te puede interesar:

Espectadores.net

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos