UP

-     Escrito por jesusredondo

Las 10 mejores series de animación 2016

No sólo de seres humanos vive el seriéfilo. Las 10 mejores series de animación de 2016, vienen a demostrar que el mundo animado está en un momento televisivo dulce.

mejores-series-animacion-gravity-falls

Atrás han quedado viejos estigmas y estereotipos de aquellos que veían dibujos animados pasada cierta edad. Ahora, al igual que los puzzles, los dibujos animados van de 0 a 99 años. Eso sí, no todos tienen el mismo éxito, ni todos son dignos de entrar en el ranking de los mejores de 2016.

BoJack Horseman (Netflix)

Con tres temporadas a sus espaldas, renovada por una cuarta y un público entregado, es raro que esta serie de Netflix no pite más en todo el mundo. BoJack Horseman, la serie de animación en la que los animales son más humanos que los humanos, ha regalado a los suscriptores del gigante en streaming una temporada casi perfecta.

Mención especial al capítulo sin diálogos, una auténtica maravilla y una apuesta arriesgada que ha salido a pedir de boca. De paso, y para quien no lo sepa, no está mal recordar que Aaron Paul le pone voz a Todd, uno de los protagonistas. Sí, el espíritu de Jesse Pinkman sigue vivo en este personaje.

Son of Zorn (FOX)

Son of Zorn era una de las grandes y novedosas apuestas de FOX para otoño y, a pesar de su calidad, no ha tenido el respaldo esperado. La trama se centra en Zorn, quien cambia la isla del Pacífico en la que vive a lo salvaje, por una oficina de California. Todo por estar cerca de su hijo, Alangulón, y su ex mujer, ahora prometida con otro hombre.

Nada raro, a priori, salvo que Zorn es un dibujo animado en el mundo real. El metahumor, las tramas y algunos puntos han sido memorables. Además, la historia tiene mucho potencial, aunque no parece que vaya a tener demasiado recorrido. Una pena que esta joyita invisible sólo la hayan disfrutado unos cuantos afortunados.

Archer (FX)

Siete temporadas después, Sterling Archer sigue siendo el agente secreto más vicioso, desesperante y divertido de la televisión. Renovada por tres temporadas más, todo apunta a que la décima será la última. Que le quiten lo bailado.

Cada personaje de Archer daría para su propia serie. Desde la secretaria ninfómana, a la jefa Peter Pan, pasando por el científico loco premium que hace lo que no está escrito en la intimidad. Una de las obligatorios en todo ranking de animación que se haga.

Gravity Falls (Disney Chanel)

Disney lleva haciéndolo casi un siglo, enamorar a grandes y pequeños con sus historias animadas. Ahora, Gravity Falls es especial. Dipper y Mabel son dos de los personajes más adorables del universo Disney, pero además están acompañados de una trama bien construida, inteligente y combinada con secundarios más que respetable.

Cuando Disney se toma en serio a sus espectadores, aunque sean niños, salen obras de arte como ésta. Lo sobrenatural, lo bizarro y lo absurdo se dan cita en esta historia que, además, tuvieron la valentía de cerrar en dos temporadas, las previstas en un principio.

Rick y Morty (Netflix)

Cuando tu protagonista es un científico borracho que viaja en el espacio y el tiempo con el pringado de su nieto, es que las reglas te importan poco. En Rick y Morty, directamente no las hay.

Comentarios soeces, bromas que rozan lo políticamente correcto y pasadas de frenada en cada capítulo, han hecho de esta serie un elemento de culto en la actual televisión.

Hora de Aventuras (Cartoon Network)

Hora de Aventuras llegó… Si has cantado ese trocito de canción con el tonillo de la intro, es que ya estás enganchado a ella. Animación que entretiene a pequeños y no tan pequeños, en la que Finn y Jake viven todo tipo de aventuras en el universo más extraño y colorido que se ha creado en la historia de la animación.

Tras siete temporadas, Cartoon Network ha decidido que es hora de cancelar Hora de Aventuras, pero apunta a que será una serie animada que perdurará varios años más en los discos duros y tablets de muchos adultos. Muchos de ellos sin hijos…

Trollhunters (Netflix)

Netflix quiere dominar el mundo y, para ello, sabe que debe controlar dos grupos imprescindibles en el sector televisivo: mayores y pequeños. A los mayores, los tiene enamorados con su catálogo de series y películas. A los pequeños, con sus cada vez más recomendables dibujos.

Trollhunters es su última apuesta. De la mano de Guillermo del Toro, regala a sus suscriptores una temporada de 26 capítulos de 20 minutos, en los que la trama sigue a Jim Lake Jr, el nuevo e inesperado Trollhunter. ¿Qué significa ese cargo? Está claro: cazador de trolls. Eso sí, después del colegio porque es sólo un crío.

Los Simpson (FOX)

Tras 28 temporadas en antena y con dos más por delante, como mínimo, Homer y los suyos son, por derecho propio, historia de la televisión. Hay quien dice que deberían haber sido cancelados hace tiempo pero, ¿qué sería de nosotros sin Los Simpson y sin sus predicciones? Una serie que adivinó que Trump ganaría las Elecciones en Estados Unidos, hace 15 años, merece ser renovada de por vida.

Su vinculación a la actualidad es cada vez mayor. Y es que la realidad de la sociedad actual da para guiones tan disparatados que no hace falta ni tocarlos. Eso sí, cada renovación cuesta un pastizal a FOX, pues sus dobladores, con Dan Castellaneta a la cabeza, son de los actores que más cobran en Hollywood, y eso que ni sabemos cómo son. Casi 30 años haciendo un papel, bien ganado lo tienen.

South Park (Comedy Central)

Otra serie que tal baila. South Park lleva 20 años como un referente de la animación incorrecta, reivindicativa y provocadora. Trey Parker y Matt Stone, los creadores de la misma, han conseguido mantener el nivel y hay quien dice que está en mejor forma que nunca.

Es cierto que en España no pega tanto como a principios de siglo, pero en Estados Unidos es una serie de culto y de obligado visionado semanal.

Ajin (Netflix)

La apuesta de Netflix por el anime es clara y seria. No sólo ha comprado derechos de clásicos como Death Note, sino que quiere producir sus propias series, y Ajin es una de ellas.

La trama se centra en los ajin, unos extraños seres que parecen humanos pero que tienen una particularidad: son inmortales. La huida de Kei y sus intentos por no ser capturado, centran la trama de la primera temporada.

También te puede interesar: 

Espectadores.net

Newsletter