UP

-     Escrito por gon

Porgy and Bess, el musical. Parte 1º

“Porgy and Bess” es una pieza única, irrepetible. Uno de esos trabajos que surgen de vez en cuando, excepcionalmente, para establecer y recordar la dimensión exacta del musical.

En el año 1959, Otto Preminger volvió a exponer en este excelente trabajo su talento y fina discresión al trasladar a la pantalla la obra maestra de George Gershwin, que mantiene intactos los atractivos del original.

Porgy and Bess cuenta la dramática historia de una mujer llamada Bess, deseada por varios pretendientes: “Crown“, un estibador del muelle, un hombre pendenciero y con mala fama; “Sportin´ Life” , un traficante de cocaína venido de norte del Harlem Neoyorkino y “Porgy“, un pobre liciado que emplea como piernas un minúsculo carrito tirado por una cabra. Dicha historia transcurre en Catfish Row, un humilde barrio negro de Charleston en Carolina de Sur.

De alguna manera la preciosa canción de cuna “Summertime“, con la que se inicia la obra, nos marca el sensible desarrollo de su totalidad. La ópera de Gershwin contituye uno de los espectáculos más bellos que ha producido el musical americano a lo largo de su historia (lo mismo en el teatro que en el cine), ya que la obra fue estrenada el 30 de septiembre de 1935 en el Colonial Theatre de Boston.

Este artículo continúa en: Porgy and Bess, el musical. Parte 2º

Imagen: allposters

Espectadores.net

Newsletter