Rec. Miedo en el salón de tu casa
0 votos

Rec. Miedo en el salón de tu casa

Reseña. Hace unas semanas que ‘REC’, la película de Jaume Balagueró y Paco Plaza, salió en DVD-alquiler. Para mí, uno de los mejores lanzamientos en DVD de lo que va de año.

bscap0002.jpg

Y es que la película, rodada en Barcelona, logró lo que muy pocas compañeras de época lograron: dar miedo. Estamos hartos de que salgan a la luz las típicas películas (todas o casi todas americanas) de terror que lo único que dan es risa, al estilo ‘Km. 666′ o ‘Jeepers Creepers’.

No. Casi me resisto a meter a ‘Rec’ en la categoría de terror por miedo a posibles comparaciones con aquellos intentos de no se sabe muy bien qué. Tuve la suerte, o la previsión, de ir a ver ‘Rec’ al cine. Últimamente me resisto mucho a ver una película en la gran pantalla por miedo a que las personas que no saben disfrutar de un largometraje me arruinen la tarde o noche, pero con ‘Rec’ hice una excepcional excepción.

Un compañero de estudios me la recomendó. Según palabras textuales, su novia se había quedado con una perenne cara de mapache después de ver la película. No podía dejar pasar la ocasión de quedarme con cara de mapache yo también, viniendo de alguien que había demostrado gran sabiduría cinematográfica.

bscap0005.jpg

No terminé con cara de mapache, pero casi. Nunca antes había botado en una butaca de cine. Con ‘Rec’ consiguieron que lo hiciera y, como yo, tantos otros pobladores de la sala. A mi acompañante la aconsejé en el pequeño descanso que hacen a mitad de la película (descanso de sustos, se entiende): “Aprovecha ahora, que luego va a ser un ‘no parar'”.

Ahora por fin podemos disfrutar de esta obra de arte en casa. Y digo bien. Obra de arte. Para hacer una gran película no hace falta grandes medios ni grandes nombres. Lo único que se necesita es una buena idea y lograr lo que se propone. Hacer que la gente después de verla tenga ganas de comentarla durante horas y horas. ‘Rec’ me entusiasmó. Hoy la he vuelto a ver en el sillón de mi casa y, aunque ya sabía cuando iba a pasar cada cosa, también me han dado pequeños ataques al corazón al verla, prueba suficiente para asegurar que quien aún no la haya visto debería verla para que experimente el miedo, aunque sea en la pequeña pantalla.

Sin embargo, no puedo acabar esta reseña sin compadecerme de quien no haya visto este largometraje en el cine. Quien no la haya visto allí, la vea en casa y si pasa miedo, que lo multiplique por diez para hacerse una idea de lo que se ha perdido. La niña Medeiros os perseguirá toda la noche…

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

3 Comentarios

  1. Ricardo dijo...

    La película es buena para contar con un presupuesto muy bajo.

    Sin embargo, he de decir que la explicación que dan del orígen de todo es de lo más absurdo, ridículo y risible que visto en el cine. Cualquier cosa hubiera sido buena, menos “eso”.

    Responder