Stargate: demasiados flecos sueltos
0 votos

Stargate: demasiados flecos sueltos

Stargate es una película de ciencia ficción con muy buen planteamiento pero con escaso contenido. Es como esas tías (o tíos) que, a primera vista te dejan con la boca abierta pero después descubres que no tienen nada interesante que decir. Se quedan tan solo en una bonita fachada.

La historia es la siguiente. En los años 20 del siglo pasado, en Egipto, un grupo de arqueólogos descubren una estructura circular con una serie de jeroglíficos inscritos en sus bordes. La hija de uno de los excavadores recoge un colgante que también ha aparecido ahí, con el símbolo de Ra en él.

70 años después, un egiptólogo (James Spader) plantea en una conferencia una teoría según la cual, las pirámides serían más antiguas que la propia civilización egipcia. Es decir, construcciones extraterrestres, teoría que insulta la inteligencia humana (esta última frase es de cosecha propia).

La niña que en los años 20 recogió el colgante, convertida en una anciana, contacta con él y le lleva al lugar, rodeado de tremendas medidas militares, por supuesto, donde se encuentra la estructura circular descubierta. El egiptólogo, evidentemente, descifra de manera correcta los jeroglíficos en menos de 5 minutos, él solito, así, sin darse importancia, concluyendo que la estructura es un portal para viajar en el tiempo y el espacio.

Rápidamente se organiza una misión para inspeccionar el otro lado del portal, siendo el egiptólogo el único civil que acompaña al grupo de marines que cruzan al otro lado. Una duda: ¿existirá en la realidad en el ejército estadounidense una unidad dedicada a las misiones extrañas que pueda estar lista en menos de 10 minutos? No me extrañaría que fuera así, la verdad.

Cruzan al otro lado del portal y se encuentran, como quien dice, en el Antiguo Egipto, pero no en el que existió en la realidad, sino en un mundo lejano en el que, los extraterrestres cuyas naves tienen forma de pirámide (cuando el egiptólogo las ve, exclama con satisfacción un “lo sabía”), mantienen a unos egipcios de verdad, de los de aquí, bueno, de los de hace miles de años, bajo condiciones de esclavitud, haciéndoles creer que son dioses.

A partir de ahí, la historia de siempre. Como los extraterrestres son pocos, los marines lideran una revuelta, la misma que sucedió en la Tierra cuando llegaron los seres raros y que terminó con la expulsión de nuestro planeta de esos supuestos dioses (pero no de sus pirámides, claro), mientras el egiptólogo busca el séptimo símbolo que permita abrir de nuevo el portal para regresar a la Tierra.

Por supuesto, la revuelta triunfa y los buenos castigan a los malos, el portal se abre y pueden volver a casa, menos el egiptólogo, que se queda a vivir con los antiguos egipcios, como debe ser. Sin embargo, todo el proceso es demasiado apresurado y apenas da tiempo a digerirlo. La película funcionó bastante bien tanto que, a raíz de ella, se creó una serie de televisión, tal vez para intentar explicar todos los detalles que quedaron pendientes en la cinta.

Lo dicho, Stargate es una película con un buen planteamiento y, prácticamente, nada más, porque quedan demasiados flecos sueltos. A buen seguro, si la película se hubiera rodado en la actualidad, se hubiera hecho una trilogía. Pero bueno, ya sabemos que hoy día, de cualquier cosa se rueda una trilogía, haya o no historia suficiente para ello.

stargate-spader-russell.jpg

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

1 Comentario