Críticas

Ya comenzó a estrenarse en los cines la nueva versión del popular cuento europeo de Caperucita Roja. En esta ocasión, el cuento de hadas llegará adaptado por la directora de Twilight (Catherine Hardwicke)y destinado a un público joven y adolescente. En varios sentidos, la película se asemeja mucho (¿demasiado?) a la saga cinematográfica de Crepúsculo.

Además de compartir la misma dirección, el concepto artístico (si es que se puede hablar de alguno) se repite una vez más en Caperucita Roja. Al igual que Twilight, la historia se centra en un triángulo amoroso, entre la protagonista, y dos jóvenes de la aldea que pelearán por el afecto de Caperucita Roja como si fueran vampiro y hombre lobo. La presencia de Gary Oldman en el reparto también hace recordar vagamente a algunas escenas de la saga de Harry Potter. Ciertamente, no se puede negar alguna originalidad a la hora de crear esta nueva adaptación de Caperucita Roja. Sin embargo cualquier creatividad que pueda rescatarse en el guión de esta nueva película se inspiraclaramente en la codiciada mina de oro que ofrece el mercado del público adolescente para Hollywood, más que en alguna musa perdida del séptimo arte. Fuente e imágenes: IMDB

Más destacados