Las mejores películas musicales de la historia

Desde que el cine existe, los musicales han sido uno de los géneros favoritos del público. Más aún desde que Hollywood empezó a hacer de este género algo viral. En casi 100 años de historia, obviamente, algunas de estas cintas han sido obras maestras. Por tal motivo, hoy recopilamos las mejores películas musicales de la […]

Desde que el cine existe, los musicales han sido uno de los géneros favoritos del público. Más aún desde que Hollywood empezó a hacer de este género algo viral. En casi 100 años de historia, obviamente, algunas de estas cintas han sido obras maestras. Por tal motivo, hoy recopilamos las mejores películas musicales de la historia

Las mejores películas musicales de la historia

Cada cual tendrá su favorita pero las mejores películas musicales de la historia que traemos son las que casi todo el mundo coincide en señalar como legendarias.

Mejores películas musicales: La La Land (2016)

Una de las mejores películas musicales de la historia por mérito propio. Damien Chazelle cogió a la pareja con más química del siglo XXI en Hollywood y los puso a bailar y a cantar. Emma Stone y Ryan Gosling convierten un musical de 2016 en una obra clásica del Hollywood dorado.

Su historia de amor es frenética, divertida y demoledora, con un final inesperado pero digno de aplauso. Ahora, si hay un momento espectacular en La La Land es el número inicial. Un espectacular plano secuencia en el que todo el mundo que está en un atasco se pone a bailar. Maravilloso.

Mejores películas musicales: Charlie y la Fábrica de Chocolate (2005)

De cuanto Tim Burton todavía hacía películas decentes y Johnny Depp era un actor respetado y aplaudido en Hollywood. El director más personal de las últimas décadas en Hollywood cogió un clásico como Charlie y la Fábrica de Chocolate y lo convirtió en un entretenido, colorido e histriónico musical.

Tim Burton supo combinar las moralejas de cada número musical, con una divertida coreografía y unos inesperados protagonistas de las mismas: los Oompa Loompa. A destacar la espectacular ambientación y el excelente reparto, sobre todo los niños pequeños que, por momentos, se meriendan a todo un Johnny Depp. Una de las mejores películas musicales de la historia

Mejores películas musicales: Grease (1978)

Una obra maestra intemporal que se mantiene muy bien, a pesar de tener ya más de 40 años. John Travolta y Olivia Newton-John son pura química en pantalla y secundarios como Stockard Channing o Jeff Conaway elevan el nivel de una espectacular producción. Una de las mejores películas musicales de la historia que llegó de la mano de Randal Kleiser

A pesar de tener un instituto imposible de fondo y alumnos con más de 30 años, entrar en Grease es entrar en una fantasía musical buenrollera en la que cada canción tiene su punto especial. A destacar el Travolta en forma y bailongo que enamoró al mundo y, en concreto, a toda una Lady Di. Y sí, la aparición de Lorenzo Lamas como el cachas de la película.

Mejores películas musicales: Los Productores (1968)

No había género que se le resistiera al genio de Mel Brooks. Eso sí, siempre combinado con comedia, como es en este caso el mejor musical cómico que se ha hecho jamás. Los Productores es una obra maestra que no se puede ver una sola vez. Con un Gene Wilder en estado de gracia y una trama adelantada, por mucho a su tiempo.

Irreverente, divertida e inexplicable por momentos, Los Productores mostró al mundo que desde el fracaso se puede llegar al éxito. Para mucha gente, está en el top 3 de las mejores películas musicales de la historia

Mejores películas musicales: Footloose (1984)

Herbert Ross cogió a un semidesconocido Kevin Bacon y le puso a bailar como si no hubiera un mañana. Footloose marcó a toda una generación y mucha gente comenzó a bailar gracias a ella, convirtiéndola en un icono cultural pop de los 80. Por cierto, ojo al repartazo que reunió Herbert Ross: Lori Singer, Sarah Jessica Parker, John Lithgow y Dianne West

Ren (Kevin Bacon) era ese joven mal encarado al que su pueblo se le queda pequeño y decide dar el salto más allá. Lo mejor no es que Footloose sea una de las mejores películas musicales de la historia, lo mejor es que Kevin Bacon está casi igual de chulo que hace 40 años.

Mejores películas musicales: Dirty Dancing (1987)

La historia de amor que arrasó en los 80. La película que coronó a Patrick Swayze como galán eterno. La coreografía que toda una generación intentó repetir. Y la canción que muchas parejas escogieron para su boda en los años siguientes.

Baby y Johnny Castle convirtieron el verano de 1987 en uno de los más románticos que se recuerda. Una banda sonora espectacular (mención especial a The Ronettes), una ambientación espectacular y un final en alto que sigue siendo de los más satisfactorios de Hollywood. Sin lugar a dudas, una de las mejores películas musicales de la historia

Mejores películas musicales: Cantando bajo la lluvia (1952)

Stanley Donen y Gene Kelly crearon un musical para la leyenda. Una feel good movie que te da un aporte de energía cada vez que la visiones. El musical por excelencia, además, nos dejó una de las canciones más representativas del género.

Singing in the rain es un canto al buen rollo y la encumbración de un Gene Kelly sensacional. No cabe duda, una de las mejores películas musicales de la historia

Mejores películas musicales: Granujas a todo ritmo (1980)

Lo que comenzó como un sketch de Saturday Night Live, acabó convertido en leyenda de Hollywood. John Landis llevó al cine a Dan Aykroyd y John Belushi en los Blues Brothers, creando una estética reconocible y rompedora. Junto a ellos, leyendas como Aretha Franklin, Ray Charles, John Lee Hooker o Frank Oz

Advertisement

Lo cierto es que como comedia patina, pero como musical no se le puede poner un pero. Granujas a todo ritmo es una de las cintas más recordadas de los 80 y una de las mejores películas musicales de la historia

Mejores películas musicales: Chicago (1980)

Rob Marshall enamoró al mundo y a la Academia. 13 nominaciones y 8 Oscar, incluidos el de Mejor Película, en una historia en la que Renée Zellweger brillaba con luz propia, acompañada de Richard Gere y una embarazada Catherine Zeta-Jones

La ley seca de Chicago nunca tuvo tanto ritmo y fue tan divertida. Una de las mejores películas musicales de la historia y del siglo XXI, sin duda.

También te puede interesar:

Las mejores películas musicales de la historia
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar