Todas las películas de Quentin Tarantino

Quentin Tarantino dijo en su día que cuando rodara su décima película, se retiraría. Con 56 años, ha estrenado Érase una vez en Hollywood, su noveno título. ¿De verdad la próxima va a ser la última cinta que ruede? Está por ver. Mientras llega esa décima obra del maestro, toca repasar todas las películas de […]
Espectadores.net

Quentin Tarantino dijo en su día que cuando rodara su décima película, se retiraría. Con 56 años, ha estrenado Érase una vez en Hollywood, su noveno título. ¿De verdad la próxima va a ser la última cinta que ruede? Está por ver. Mientras llega esa décima obra del maestro, toca repasar todas las películas de Quentin Tarantino, una leyenda viva de Hollywood.

Reservoir Dogs (1992)

Todo comenzó en 1992. Reservoir Dogs fue la opera prima de un Quentin Tarantino que tiró las puertas de Hollywood con una apuesta muy de los 90. Tenía 29 años y el talento le desbordaba pero nadie auguraba la carrera que esperaba a este cinéfilo de pro durante los siguientes 30 años

Tim Roth, Harvey Keitel, Chris Penn, Steve Buscemi y, sobre todo, Michael Madsen protagonizan una historia de traiciones continuas, escenas memorables y un combo de homenajes al cine clásico que voló la cabeza a medio mundo. Para rematar, la banda sonora con la que Quentin Tarantino acompañó Reservoir Dogs es absolutamente maravillosa.

El momento Stuck in the middle with you del Señor Rubio es historia del cine.

Pulp Fiction (1994)

Las expectativas, tras Reservoir Dogs, estaban muy altas pero Quentin Tarantino sólo tardó dos años en demostrar que lo suyo no era flor de un día. Pulp Fiction no sólo es una obra maestra, sino que sirvió para redefinir la estructura y el lenguaje cinematográfico de años venideros. Su forma de contar la trama, de forma salteada, fue absolutamente revolucionaria y marcó un antes y un después en el cine independiente.

De paso, creó a dos personajes maravillosos como Vincent Vega y Jules Winnfield. El primero resucitó la carrera de John Travolta. El segundo, coronó a Samuel L. Jackson como tipo duro imprescindible en cualquier película. Pulp Fiction es la mejor película de Quentin Tarantino por todo lo que supuso para el cine posterior. Aunque sólo con la escena del baile entre Uma Thurman y John Travolta, ya lo habría sido.

Jackie Brown (1997)

Una cinta infravalorada por mucha gente y que, sin embargo, para otros es la mejor cinta que ha rodado nunca Quentin Tarantino. Curiosamente, es el único guión que no escribió el cineasta para una de sus películas. El honor del guión de Jackie Brown es de Elmore Leonard, cuya novela en la que se basó se conoció en España como Cóctel Explosivo.

Jackie Brown supone el final de la primera era de Quentin Tarantino y el resurgir de un mito como Pam Grier. La última película del siglo XXI para el cineasta, en la que también estuvo acompañado de un glorioso Robert de Niro, Robert Forster, Bridget Fonda o Michael Keaton. Y sí, Jackie Brown es la única banda sonora que puede mirar a los ojos a la de Reservoir Dogs. Impresionante selección.

Kill Bill: Volumen 1 (2003)

El siglo XXI comienza con un proyecto inesperado y doble de Quentin Tarantino. La historia de la Mamba Negra llegaría en dos entregas, pero el cineasta dejó claro que son una sola película. Es decir, quizás aún le queden dos películas más por rodar y no una. Sea como sea, Quentin Tarantino regaló a Uma Thurman el papel de su vida. Una historia de violencia, venganza y batallas épicas que entusiasmó a millones de personas.

La Viuda dedica buena parte del metraje de la primera entrega a perseguir a Bill, un despiadado David Carradine que la da por muerta al inicio de la trama. Un error por su parte que culminaría un año más tarde. Eso sí, antes de eso, el traje amarillo de la Mamba Negra se convertiría en un icono de cultura pop del nuevo siglo y una leyenda en Hollywood, superando al original en que estaba inspirado: El de Bruce Lee.

Kill Bill: Volumen 2 (2004)

Kill Bill: Volumen 2 tenía un problema y una ventaja. El problema, no contaba con el elemento sorpresa. La ventaja, tenía que cerrar una historia que había entusiasmado al mundo. Al final, pesó más el problema que la ventaja y la cinta recaudó la mitad que su primera entrega. A pesar de todo, Quentin Tarantino regaló a sus fans historias como la del maestro de kung-fu Pai Mei o el final que La Viuda le regala a Bill.

Lo que comenzó siendo una historia de violencia sin control, acabó siendo una historia sobre los sentimientos humanos, el amor y el perdón. De la venganza a la indulgencia en un giro inesperado y maravilloso. Además, Kill Bill: Volumen 2 tiene una de las mejores coreografías de la historia, la pelea entre La Viuda y Elle (Daryl Hannah). Obviamente, en esta cinta no faltó un Michael Madsen más psicópata que nunca.

Death Proof (2007)

Death Proof demostró que a Quentin Tarantino le había gustado esto de las películas dobles. Ahora, en vez de una película partida en dos, optó por un programa doble, de la mano de su amigo Robert Rodríguez. Así, Death Proof llevaba su sello, mientras que Planet Terror, el de Robert Rodríguez. Juntos recuperar el grindhouse y las películas de explotación de los años 70. El resultado fue tan loco como aplaudido.

Advertisement

Death Proof se convierte, entre zombies y vísceras, en un canto al feminismo más empoderado y acaba por coronar a actrices como Rose McGowan, Rosario Dawson o Mary Elizabeth Winstead como tipas duras de Hollywood. De paso, se permite recuperar la carrera de un clásico como Kurt Russell, espectacular como Double Mike

Malditos Bastardos (2009)

Malditos Bastardos permitió a Quentin Tarantino volver a los Oscar como nominado, 17 años después de Reservoir Dogs. Lo hizo nominado a Mejor Director y Mejor Guión, para un total de 8 nominaciones que tuvo la cinta, pero de todos ellos, solo se llevaron uno. Lo que sí se llevó fue el aplauso de público y crítica en una epopeya tan gamberra como divertida a la que solo le faltó Adam Sandler, quien rechazó el papel de El Oso Judío.

Sí aceptó Brad Pitt y, por supuesto, Christoph Waltz. Su Hans Landa no sólo es el mejor personaje creado por Quentin Tarantino, dicho por él mismo, sino el acreedor del único Oscar, a Mejor Actor de Reparto, que se llevó Malditos Bastardos.

Django desencadenado (2012)

Django Desencadenado supuso el segundo Oscar a Mejor Guión Original para Quentin Tarantino y el segundo Oscar a Mejor Actor de Reparto para Christoph Waltz. Y a pesar de todo, la película no termina de llegar donde quiere.

Advertisement

El primer western de Quentin Tarantino deja momentos simpáticos, un Dr. King Schultz glorioso y un Leonardo DiCaprio espectacular. Poco más. Para mucha gente, la peor película del director

Los Odiosos Ocho (2015)

Su anterior western patinó y Quentin Tarantino lo intentó de nuevo, mejorando de forma considerable la experiencia. Combinando western, terror y comedia, Los Odiosos Ocho es un canto al cine independiente que el director no hacía desde Reservoir Dogs.

THE HATEFUL EIGHT

Ahora, lo mejor de la película es volver a escuchar una banda sonora de Ennio Morricone, quien se llevó, curiosamente, su primer Oscar por ello, tras otras seis nominaciones.

Erase una vez en Hollywood (2019)

Érase una vez en Hollywood es la película en la que Quentin Tarantino junto a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. El primero brilla y el segundo hace brillar al primero, y aprovecha el brillo para brillar aún más. La historia del Hollywood de finales de los 60, la matanza de la Familia Manson y, sobre todo, una Margot Robbie majestuosa en la piel de Sharon Tate.

Advertisement

159 minutos de una obra maestra que podría ser la penúltima película de Quentin Tarantino. O la antepenúltima.

También te puede interesar:

Todas las películas de Quentin Tarantino
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar